Esterilidad: Técnicas de Reproducción asistida

Esterilidad: Técnicas de Reproducción asistida

Las estadísticas demuestran que muchas parejas con ganas de tener hijos no consiguen llevar a cabo ese gran proyecto vital a causa de los problemas de fertilidad de uno de los progenitores, o incluso de ambos.

Algo cada vez más frecuente a causa de numerosos factores, como el estilo de vida, la contaminación creciente, motivos físicos o emocionales como el estrés y la ansiedad, o la edad cada vez más tardía para decidirse a afrontar la paternidad.

Se estima que un 85% de las parejas lo logran de forma espontánea en el primer año, y que un tercio de estos embarazos se produce en los tres primeros meses. Por lo tanto, según la SEF, aquéllas parejas que no lo consiguen pueden tener alguna limitación de la capacidad reproductiva.

Una complicada situación que por fortuna no tiene por qué ser irreversible, pues la medicina pone a su disposición la reproducción asistida, que ayuda a cumplir el sueño de miles de parejas de tener un niño.

¿Qué es esterilidad?

La Sociedad Española de Fertilidad (SEF) define como esterilidad a “la incapacidad para lograr la gestación tras un año de relaciones sexuales con frecuencia normal y sin uso de ningún método anticonceptivo”.

Infertilidad y esterilidad son dos términos que hacen referencia a la imposibilidad de tener hijos. Sin embargo, aunque son tratados como sinónimos incluso por muchos profesionales, no son exactamente lo mismo.

La diferencia principal radica en el momento exacto en el que se produce el problema que impide que el embarazo llegue a término. Se define como esterilidad a la incapacidad de conseguir un embarazo debido a que no se produce la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide.

Por su parte, por infertilidad entendemos la incapacidad de tener un recién nacido porque existe algún problema durante la gestación que impide que el embarazo llegue a término. En este caso, la fecundación sí tiene lugar, pero el embrión creado o no es capaz de implantarse o no es capaz de desarrollarse hasta el final, es decir, hasta el parto.
El objetivo de tener un hijo no puede cumplirse en ninguno de los dos casos. No obstante, la infertilidad permite acercarse un poco más, aunque finalmente tampoco lo logremos.

¿Qué es reproducción asistida?

La reproducción asistida consiste en un conjunto de técnicas y tratamientos que tienen como principal objetivo favorecer el embarazo en aquellas personas que presentan problemas de fertilidad. En la actualidad, se trabaja con una serie de tipos de reproducción asistida más comunes en todos los pacientes.

Hoy los tratamientos de reproducción asistida están destinados no solo a parejas que sufren problemas de fertilidad. También acuden a ellos mujeres solteras o parejas de mujeres que desean tener hijos. El avance tecnológico en este sentido ha experimentado un cambio sustancial en los últimos años.

Ahorre hasta un 40% en Seguros Médicos

CALCULAR PRECIO Seguro de salud

Tipos de reproducción asistida

Existen distintas técnicas de reproducción asistida, cada una adaptada a las necesidades particulares de cada paciente y pareja.

Inseminación artificial:
Consiste en la introducción del semen del cónyuge en el interior del útero de la mujer. Dicha introducción se llevará a cabo en un momento próximo a la ovulación y con el semen ya preparado para la ocasión en el laboratorio del equipo.
Fecundación in vitro:
Es un tratamiento con el que se pretende conseguir la fecundación de los gametos femeninos u ovocitos fuera del organismo de la mujer. Una vez fecundados, un número limitado de los embriones que se hayan obtenido se transfieren al útero de la mujer.
Donación de ovocitos:
Se fecunda un óvulo de una donante con el semen de la pareja (en caso que la haya y su semen tenga buena calidad) o con el semen de un donante, en cuyo caso el proceso se denomina doble donación.
Microinyección espermática:
También conocida como ICSI por sus siglas en inglés, es una técnica similar a la fecundación in vitro, aunque en este caso la fecundación del óvulo se realiza de forma directa inyectando en él mediante una microaguja un espermatozoide previamente seleccionado.
Inducción de la ovulación:
Su objetivo es conseguir una óptima maduración de uno o varios óvulos, lo que aumenta el porcentaje de embarazo. Está aconsejado en todas aquellas mujeres que presentan alteraciones de la ovulación.
Método ROPA:
Es una variante del tratamiento de fecundación in vitro, que permite a las parejas de lesbianas vivir una maternidad compartida. Esta técnica consiste en realizar la fecundación in vitro de los ovocitos de una de las mujeres y transferirlos al útero gestante de la otra. Sus siglas significan Recepción de Ovocitos de la Pareja.
Estimulación ovárica:
Consiste en estimular los ovarios para alcanzar el desarrollo de varios folículos maduros que, a su vez, permitan conseguir el número máximo de ovocitos. Por tanto, se obtienen varios óvulos en el mismo ciclo. Además, también es necesario estimular los ovarios cuando la mujer quiere vitrificar sus óvulos para preservar la fertilidad, así como a las mujeres que van a ser donantes de óvulos.

¿Hay seguros que cubren la reproducción asistida?

Actualmente existen seguros médicos con reproducción asistida entre sus coberturas, cubriendo no sólo las técnicas que hemos mencionado anteriormente, sino otros procedimientos técnicos necesarios para llevarlas a cabo, como consultas ginecológicas, pruebas diagnósticas, estudio de infertilidad y Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP).

Aunque son técnicas de un elevado coste, las compañías suelen optar en estos productos por el procedimiento de reembolso de gastos médicos para hacerse cargo, siempre con unos máximos económicos determinados previamente, y disponer un límite tanto para los ciclos de transferencia completa de fecundación in vitro como para los intentos de inseminación artificial.

Algunas compañías que cubren los tratamientos de reproducción asistida son Mapfre, Axa, Caser, Adeslas, Sanitas, entre otras.

¿Qué requisitos y exclusiones tienen?

Pese a que el seguro de salud cubre reproducción asistida, las compañías suelen disponer un límite tanto para los ciclos de transferencia completa de fecundación in vitro como para los intentos de inseminación artificial.

Además, como apuntamos anteriormente, antes de que una determinada compañía de seguros ponga su amplio cuadro médico a disposición de sus clientes, les demandará que cumplan ciertas condiciones, además de solicitarles los correspondientes informes que certifiquen su esterilidad.

Para encontrar la póliza de salud que más se adapte a tus necesidades, es fundamental saber elegir bien y en Póliza Médica disponemos de un comparador de seguros de salud online donde podrás comprobar cuál es la compañía aseguradora que ofrece el seguro de salud perfecto para ti.

Además, nuestros expertos estarán encantados de atenderte, tanto online como en cualquiera de nuestras oficinas. También tendrás la posibilidad de resolver todas tus dudas. Y si, después de contratar tienes un problema, seguiremos estando a tu lado. Entre todos, encontraremos el seguro que más te conviene y ese será el primer paso hacia tu futuro en familia.

Si te ha gustado compártelo...
Whatsapp

Encuentre las mejores Ofertas de Seguros Médicos


Ver más
Ver más
Ver más
Ver más
Ver más
CALCULAR SEGUROS MÉDICOS