LLÁMANOS
91 21 84 541 - 93 29 93 167

Noticias de Salud

Si sufres de dolores de espalda, con tu seguro médico podrás diagnosticar las causas y aplicar el tratamiento oportuno.

En los seres humanos son frecuentes las curvas patológicas de la columna vertebral. Pueden aparecer por debilidad de los ligamentos, enfermedades o anomalías congénitas de la columna vertebral y por lesiones o contracturas de los músculos de la espalda.

Las alteraciones de las curvas vertebrales pueden ser de diversos tipos: escoliosis, cifosis o lordosis.

  • Artrosis:
    • el cartílago articular es el encargado de evitar el roce directo de los extremos de las articulaciones y los protege del desgaste pero a medida que este cartílago pierde su elasticidad y se adelgaza, los extremos óseos quedan sin amortiguador. De evolución lenta y progresiva, las consecuencias son dolor y rigidez articular, así como una limitación de los movimientos. Las zonas que más resultan afectadas son la rodilla, mano, cadera y regiones cervicales y lumbares.
  • Lumbago:
    • también denominado lumbalgia es el dolor en la parte inferior o lumbar de la espalda, acompañado de rigidez, dificultad en los movimientos y contractura muscular. El lumbago repercute en los músculos, tendones o discos intervertebrales de la región lumbar, y por lo general se provoca con la flexión, en posiciones de carga, o después de exposiciones bruscas o prolongadas al frío o a la humedad. El lumbago se trata con calor, reposo, masajes, estiramientos y ejercicios moderados.
  • Ciática:
    • Se caracteriza por dolor desde la región lumbar hasta el pie por toda la cara posterior del miembro inferior. El dolor puede acompañarse de alteraciones de la sensibilidad, pérdida de fuerza, alteración de los reflejos musculares, etc.
  • Hernia discal:
    • Es una de las causas más comunes del dolor de espalda. Según la localización, los síntomas son variables.

      En la hernia o prolapso discal, el disco intervertebral se desplaza de su posición provocando una presión sobre las fibras nerviosas y generando dolores intensos.

      Así, cuando afecta a la columna cervical, las molestias suelen presentarse en el hombro, pudiendo llegar al brazo y a la mano. Si la afectación es a nivel lumbar, los dolores pueden irradiar desde la zona inferior de la espalda hacia la cara posterior de los muslos, llegando incluso hasta los pies, produciendo una ciática.

En PolizaMedica.es usamos cookies

propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Saber más

Acepto